Print Friendly, PDF & Email


COVID-19 ampliará brechas de desigualdad en aprendizaje, advierten organismos internacionales
El COVID-19 ampliará las brechas de desigualdad en el aprendizaje entre estudiantes que provienen de contextos de mayor vulnerabilidad y quienes no, alertaron organismos internacionales como la OCDE, el Programa de la ONU para el Desarrollo y el Foro Económico Mundial.
“Los estudiantes de contextos socioeconómicos pobres sufrirán más y tendrán un mayor riesgo de vivir con consecuencias a largo plazo en sus logros de aprendizaje y en última instancia, oportunidades”, señaló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Hoy regresarán a clases 30 millones 466 mil estudiantes de educación obligatoria, es decir: 4 millones 780 mil 787 de preescolar; 13 millones 972 mil 269 de primaria; 6 millones 473 mil 608 de secundaria; y 5 millones 239 mil 675 de bachillerato. Lo harán desde casa, a través de clases a distancia en un esquema televisivo y en línea por el programa Aprende en Casa II.
Esto quiere decir que seguirán las clases diseñadas para ellos que se transmitirán en televisión, además deberán mantener comunicación y contacto con sus profesores por teléfono o redes sociales, descargar materiales educativos a través de las plataformas de la SEP y entregar tareas y evaluaciones vía correo electrónico o por WhatsApp.

En México, en promedio 80% de los estudiantes ricos y 45% de los alumnos de clase media en educación primaria tienen computadora e internet en casa; en comparación con menos de 5% de los estudiantes pobres y menos de 15% en situación vulnerable, alertó la OCDE.

“Las brechas de desigualdad ya eran muy amplias antes de esta pandemia pero después de ella serán más evidentes que nunca. Quienes no tengan acceso a una televisión, computadora o internet perderán la posibilidad de acceder a una forma de educación más sólida”, dijo Karen Lizette Matias López, de la Red Mujeres Unidas por la Educación.

Pedro Hernández, director de primaria y líder de la CNTE en la Ciudad de México, explicó que muchos colegios particulares tuvieron menos dificultades para pasar del sistema de enseñanza presencial a la virtual, lo que no ocurrió en las escuelas públicas.

¡ Comparte !