Print Friendly, PDF & Email

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes confirmó que, aunque no se suspenderán los servicios litúrgicos en el marco de la cuaresma, si se tendrán modificaciones en la forma de llevar a cabo la imposición de ceniza este miércoles 17 de febrero.

Detalló que para poder respetar las medidas sanitarias de seguridad y evitar el contagio del Covid-19 la iglesia católica acordó modificar el rito del miércoles de ceniza y esta no será colocada en la frente de los fieles como tradicionalmente se hacía, sino que el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, “sin decir nada».

Suazo Reyes indicó que también podrá imponerse la ceniza a cuantos se acerquen al párroco o, si es oportuno, este se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar.

Previamente, dijo, el sacerdote pronunciará la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano “Convertíos y creed en el Evangelio”, o “Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”.

Después de esto, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca antes de acudir al contacto con los fieles. “El 17 de febrero inicia la cuaresma con el miércoles de ceniza; en la Arquidiócesis de Xalapa se mantendrán los servicios litúrgicos siguiendo las indicaciones de la Congregación para el culto Divino y las disposiciones sanitarias para evitar contagios”, confirmó.

¡ Comparte !