Print Friendly, PDF & Email
  • Alrededor de 180 empresas de la entidad reclaman adeudo: CANACINTRA
  • En todo el país, pasivo es de 140 mil millones de pesos
  • Secretaria de Energía, Rocío Nahle, está más preocupada por la política: Enoch Castellanos

Proveedores de Petróleos Mexicanos (PEMEX) exigen a la empresa pagos por servicios prestados desde la pasada administración federal y lo que va de la actual. Aseguran que los adeudos por 140 mil millones de pesos están llevando a la quiebra a las industrias.

A nivel nacional, son más de 500 empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) las que reclaman los pagos. De éstas, alrededor de 180 son de Veracruz y ofrecen servicios en Poza Rica y Minatitlán.

A decir del presidente nacional de CANACINTRA, Enoch Castellanos Férez, la situación en la que se encuentran, aunado con la pandemia por el COVID-19, los tiene en condiciones económicas críticas.

«No se les está pagando a los proveedores de PEMEX en Coatzacoalcos, Poza Rica, Minatitlán, del propio Veracruz, esto hace que las tengan a punto de la quiebra y de la insolvencia. Tenemos 520 empresas en CANACINTRA que le surten a PEMEX a todo lo largo y ancho del país», dijo.

Detalló que en Tabasco, Campeche, Veracruz y Tamaulipas hay denuncias interpuestas para exigir el pago, pues no hay acercamiento por parte de la Secretaría de Energía (SENER) ni de PEMEX.

“PEMEX es una empresa del Estado pero tiene que cumplir las leyes mercantiles y si contrata trabajo o hace adquisiciones tiene que pagarlas. Una parte de la deuda se arrastra y otra parte se genera”, dijo.

Castellanos Férez acusó a la titular de la SENER, Rocío Nahle, de estar más interesada en la cuestión política que en la situación energética del país.

“Aunque es de Zacatecas, radica en Veracruz pero parece que está más preocupada construyendo la candidaturas de MORENA en todo el Estado que haciendo trabajos de políticas públicas como es su obligación constitucional”, dijo.

Por ello, exigió a la funcionaria “aplicarse” a fondo para evitar la bancarrota de las empresas mexicanas.

¡ Comparte !