Print Friendly, PDF & Email

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) está a punto de hacer historia para garantizar los derechos reproductivos de las mujeres mexicanas —si los ministros y las ministras dan luz verde a un proyecto que señala la penalización del aborto como una violación a los derechos humanos. ¿Cómo está este rollo?
La Primera Sala de la SCJN discutirá el amparo que un juez federal de Xalapa otorgó y que obliga al Congreso de Veracruz que reforme —cambie— el Código Penal Estatal para eliminar las sanciones en contra de las mujeres que deciden abortar.
Esta discusión será puesta en la mesa de la SCJN por el ministro Juan Luis González Alcántara, quien presentó este debate que lleva como argumento que «la prohibición total de la interrupción del embarazo es una barrera que genera discriminación en contra de las mujeres en relación con el acceso al derecho a la salud».
Este proyecto de amparo será discutido el próximo 29 de julio.
¿Y por qué sería histórico?
Hay varias razones para considerar que esta discusión podría ser histórica, no sólo para las mujeres de Veracruz, sino para todas las mexicanas.
Si tres de los cinco ministros de la Primera Sala aprueban este proyecto, el Congreso de Veracruz se verá obligado a legislar conforme la orden que el juez Federal de Xalapa dio para que cambie el Código Penal Estatal y eliminé las sanciones contras las mujeres que deciden abortar.
Y va otro punto: esta discusión no sólo se quedaría en Veracruz. Las organizaciones civiles de otros estados podrían seguir el ejemplo de este estado, ampararse y llevar cada código penal a juicio para que se eliminen las sanciones relacionadas con la interrupción del embarazo.
¿Cómo llegó este proyecto a la SCJN?
Un poco como contexto, va la breve historia acerca de cómo la SCJN atrajo el caso de Veracruz.
En 2017, Veracruz aceptó las propuestas de ir grupos civiles coordinados por la Comisión Nacional para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres (Conavim) y el Inmujeres presentaron en el informe de alerta de violencia de género por agravio comparado en este estado.
A grandes rasgos, los grupos pedían la despenalización del aborto hasta la décimo segunda semana de gestación, agregar la causal de aborto por riesgo para la salud de las mujeres y eliminar el plazo de 90 días para interrumpir un embarazo en caso de violación.
Sin embargo, a la mera hora el Congreso de Veracruz hizo a un lado esta propuesta. Luego, las organizaciones civiles presentaron un amparo ante esta decisión y un juez les dio el visto bueno.
«Considerando las exigencias de los tratados internacionales de derechos humanos de las mujeres y su evolución, para esta Primera Sala, las decisiones de la mujer durante el periodo de las primeras doce semanas del embarazo, previos al periodo fetal, son parte de su esfera privada que no está sujeta a la potestad sancionadora del Estado. Por lo tanto, no es acorde con las obligaciones convencionales aparejar una sanción penal por la interrupción del embarazo durante este periodo», expone el proyecto citado por Reforma que será discutido en un par de días por la SCJN.
https://twitter.com/Reforma/status/1285601739610226690?s=20

¡ Comparte !