Print Friendly, PDF & Email

*Sólo queda 10 % de la reserva original reconoce DEMATAC
*Avanza caza clandestina y la tala inmoderada

Viridiana Reyes Cruz

San Andrés Tuxtla, Ver. – La caza clandestina y la tala inmoderada en la reserva de la biosfera de Los Tuxtlas avanza, sería una mentira de las instituciones de gobierno negarlo, lamentaron defensores del medio ambiente DEMATAC.
Durante este siglo se han producido las catástrofes ecológicas más graves en la historia del planeta, causando daños en su mayoría irreparables.
En la región de Los Tuxtlas existen 155 mil 122 hectáreas de selva, denominada reserva de los tuxtlas, en donde hay 851 especies diferentes de invertebrados y vertebrados, que desgraciadamente sufren la amenaza de ser cazadas ilegalmente para su venta en el mercado negro.
En 40 años se ha perdido 90 % de selva y especies que existían en esta región, informó Jessica Swanzon presidenta de los Defensores Del Medio Ambiente de Los Tuxtlas, (Dematac).
“No existe aún la visión por parte de las autoridades para darle la importancia que tiene el ecocidio, la biodiversidad en este pequeño paraíso es impresionante, y pese a la deforestación aun existe gran variedad de plantas, es una de las regiones pluviales más importantes desde Miami en la Florida hasta Campeche únicamente en el golfo de México”, explicó la defensora.

Los Tuxtlas es una de las reservas ecológicas mejor estudiadas en Latinoamérica, pero también es una de las áreas protegidas donde se han documentado los procesos de deforestación de las selvas tropicales.

A pesar de los múltiples trabajos de investigación por instituciones académicas y programas gubernamentales de desarrollo social para la región, no se ha podido detener el avance de la deforestación, tráfico de especies silvestres y contaminación de cuerpos de agua.
“Las actividades agrícolas y ganaderas en la región han causado la pérdida de cobertura forestal en más del 70% de la original, todo esto pone en riesgo la integridad biológica de la reserva, y se considera críticamente amenazada”, informó el integrante de Dematac..
Uno de los puntos más vulnerables en Los Tuxtlas es la localidad de Ruiz Cortínez ubicada en el cerro de San Martín donde se puede observar la tala y la cacería.
“Que la tala inmoderada y la cacería en Los Tuxtlas no existen es una verdadera mentira de las instituciones de gobierno, nosotros hacemos recorridos 2 veces al mes en las diferentes zonas núcleos de la reserva y hemos percibido tala y caza, pero la cacería es mucho más elevada porque puede ser más discreta, por ejemplo es más fácil cazar un tejón y te lo metes a la mochila y ni quien se dé cuenta si no hay retenes, y un árbol te tienes que ir en la noche a talarlo y sacar las tablas, eso es mucho más complicado”, explico Jessica Zwanzon Santiago, Presidenta de Defensores del Medio Ambiente.
El puerco espín, el oso hormiguero o brazo fuerte como se le conoce en la región, el puma, el mono araña, el tlacuache y las iguanas, son algunas de las especies amenazadas en la zona, señaló la defensora.
“Encontramos al cazador con su rifle y su lámpara esperando a que pase el animal que te puedas imaginar, es increíble que las instituciones de gobierno no le den la importancia que merece al ecocidio que avanza cada día, aún más nosotros mismos”, expresó.
Pese a los exhortos para concientizar a la ciudadanía en la preservación del medio ambiente, esta hace caso omiso, la reserva de la biosfera en Los Tuxtlas está deteriorada considerablemente y el daño ya es irreversible.

¡ Comparte !