Print Friendly, PDF & Email


El incendio que también provocó una explosión, emanó una densa columna de humo negro visible desde la playa de Crotone en Calabria; varios migrantes resultaron lesionados

Estalló un incendio en un barco que llevaba migrantes frente a las costas del sur de Italia el domingo y según reportes de la prensa local por lo menos cuatro personas perecieron y hay varios desaparecidos.

El canal RaiNews24 reportó que está confirmado que cuatro migrantes murieron, pero no quedaba claro si ello fue por el incendio, que al parecer se desató por combustible a bordo del barco, o si se ahogaron en el mar.

El incendio que también provocó una explosión, emanó una densa columna de humo negro visible desde la playa de Crotone en Calabria, en la punta sur de Italia.

Tras el estallido, algunos de los migrantes acabaron en el mar y fueron rescatados por unidades navales de la Autoridad Portuaria de Crotone y la Guardia de Finanza, pero según los supervivientes faltan dos personas y también se recuperaron los cadáveres de tres hombres y una mujer.

Varios migrantes resultaron heridos y también dos policías de aduanas: uno sufrió quemaduras y el otro sufrió fractura de pierna, reportó la televisora estatal.

La guardia costera italiana estaba tratando de trasladar a los migrantes cuando estalló el incendio, reportó la prensa local. La agencia LaPresse reportó que a bordo de la embarcación había unos 20 migrantes.
Si bien muchos migrantes tratan de llegar a Italia en endebles balsas provenientes de Libia donde operan traficantes de personas, la mayoría de ellos han venido de Túnez y otras localidades.

Por otra parte, un pesquero con 375 migrantes fue rescatado durante la madrugada mientras se encontraba en peligro de zozobrar por el fuerte viento y fue escoltado hacia la isla italiana de Lampedusa, donde ya hay otras mil 500 personas de anteriores desembarcos.

El pesquero se encontraba a cerca de 4 millas de la isla y debido al fuerte viento y la enorme carga corría el peligro de volcarse, pero la tragedia se evitó gracias a la intervención de las lanchas patrulleras de la Guardia Costera y la Guardia di Finanza italianas, que escoltaron la embarcación hasta el puerto.

¡ Comparte !