Print Friendly, PDF & Email

Ciudad de México. Con la reducción de la población ocupada, aumentos en la subocupación y en las condiciones críticas de trabajo, el número de desempleados escaló a dos millones 800 mil personas en el tercer trimestre del año, 622 mil más que en el mismo periodo de 2019, expuso el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El organismo explicó que los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) «muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia».

Detalló que entre los cambios más importantes se cuentan la disminución de la población económicamente activa (PEA), al haberse reducido la ocupación, sobre todo en el sector terciario; la pérdida de empleos de tiempo completo; de empleos en micronegocios y en informalidad; así como un aumento de la desocupación, la subocupación y en la ocupación en situación crítica.

Inegi reportó en el tercer trimestre una reducción de 3 millones 600 mil personas en el mercado laboral, respecto al año pasado, con ello la tasa de participación económica resultó en 55.5 por ciento, 4.9 puntos porcentuales menos que en el periodo comparable del año pasado.

A la par, el número de personas con un trabajo cayó en 4 millones 200 mil. En este tercer trimestre sumaron 51 millones.

El organismo exhibió que la pérdida de empleos se ha centrado en las mujeres. Al tercer trimestre del año, había 31 millones 800 mil hombres trabajando, un millón 900 mil menos que en el mismo periodo de 2019; mientras ellas sumaron 19 millones 200 mil, 2 millones 300 menos en el

mismo lapso.

La caída de empleos también se observó, sobre todo, en las actividades terciarias, con 3 millones menos que en el tercer trimestre del año pasado. Sólo en los sectores de restaurantes y servicios de alojamiento y el comercio se perdieron un millón 100 mil empleos menos en cada uno.

La crisis laboral también se ha centrado en micronegocios, con 2 millones 200 mil empleos menos que en el tercer trimestre de 2019 y particularmente en espacios de ambulantaje, donde los ocupados se redujeron en un millón 300 mil.

De hecho, los trabajadores informales —que también contemplan a quienes se emplean en una empresa formal que no reconoce sus obligaciones patronales— se redujeron en 3 millones 500 mil entre el tercer trimestre del año pasado y éste. A septiembre pasado sumaban 27 millones 700 mil, aún con ello más de la mitad de la fuerza de trabajo en el país.

Adicionalmente, la subocupación se duplicó derivado del confinamiento y crisis económica. Escaló de 4 millones 300 mil trabajadores en el tercer trimestre del año pasado, a 8 millones 700 mil en el mismo periodo de 2020.

Ello mientras la tasa de desempleo pasó de 3.7 por ciento a 5.1 por ciento a lo largo de un año.

 

¡ Comparte !