Print Friendly, PDF & Email

Carnicerías, pollerías, cevicherías, tiendas de ropa y todo tipo de giros comerciales no se han podido librar del cobro de piso que impera en Iguala y que se suma a la larga lista de acechos como la inseguridad.

En el mercado municipal de Iguala, General Adrián Castrejón, hay decenas de negocios cerrados. En algunos las telarañas dejan ver el paso del tiempo. Captar esa imágenes hace que los comerciantes observen desconfiados.

La zozobra se apoderó de ellos. Carnicerías, pollerías, cevicherías, tiendas de ropa y todo tipo de giros comerciales no se han podido librar del cobro de piso que impera en Iguala y que se suma a la larga lista de acechos como la inseguridad, provocada por la lucha entre grupos criminales que no cesa ni con el nuevo gobierno municipal, por el contrario.

En el mercado municipal de Iguala, General Adrián Castrejón, hay decenas de negocios cerrados. En algunos las telarañas dejan ver el paso del tiempo. Captar esa imágenes hace que los comerciantes observen desconfiados. La zozobra se apoderó de ellos. Carnicerías, pollerías, cevicherías, tiendas de ropa y todo tipo de giros comerciales no se han podido librar del cobro de piso que impera en Iguala y que se suma a la larga lista de acechos como la inseguridad, provocada por la lucha entre grupos criminales que no cesa ni con el nuevo gobierno municipal, por el contrario.

¡ Comparte !