Print Friendly, PDF & Email

Ciudad de México. En conversación con gobernadores, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, sugirió que la velocidad del desconfinamiento no sea demasiado acelerada.

«Entre la semana 34 y 35 hay una reversión, no necesariamente se convertirá en un patrón sostenido y ahí vemos que si no ha habido un cambio reciente en el desconfinamiento el patrón de confinamiento que actualmente tengan – desde la semana 29- había dado resultados importantes», señaló.

También les explicó la importancia de acelerar el proceso de vacunación, especialmente a los grupos vulnerables, frente al inicio de la temporada de influenza la cual es posible que se exacerbe junto con picos de coronavirus.

Al hacer un balance de cada entidad, respecto a los casos Covid, puntualizó, por ejemplo, que la Ciudad de México -junto con la zona metropolitana- es la zona más complicada de control, por el alto nivel de movilidad de personas.

No obstante, mencionó, desde hace seis semanas inició el programa de detección, atención y resguardo con un importante componente comunitario, y se empezaron a hacer pruebas diagnósticas acopladas con actividades de contención y eso es posiblemente uno de los principales elementos para mantener el “buen control”.

Lo que deseamos, abundó el subsecretario, es que pasáramos ya a la fase de descenso pero esto es una situación compleja.

Hay un fenómeno, dijo, llamado momento poblacional de transmisión y se refiere al efecto de masa que tiene una alta concentración poblacional, proporcional a la densidad y al número de personas involucradas en cadenas de contagio que son extremadamente largas, de 100, 200, 300 nodos de transmisión si es que se pudieran reconstruir.

“La complejidad de la Ciudad de México es que hay una muy buena correlación cuando se ha pasado a periodos de apretar el confinamiento, enseguida hay una respuesta positiva 15 días después, y baja, pero desafortunadamente es tal el momento poblacional que pequeñas variaciones hacen que vuelva a etapas de transmisión, a pesar de ello no ha salido de la meseta”, dijo.

-Influenza-

También alertó que “no hay manera de escapar a la temporada de influenza, por lo que sería útil acelerar, pero sobre todo enfocar el proceso de vacunación porque si se hace de manera generalizada, incluso en puestos en la calle a personas que no forman parte de los grupos de riesgo, será un “desperdicio”.

La meta es que para el 31 de diciembre de 2020 se hayan aplicardo el 100 por ciento de las vacunas contra la influenza: un total de 36 millones 494 mil 719 dosis.

Todos los países del hemisferio norte la vamos a tener entre octubre de este año y marzo o abril de 2021, mientras que para el hemisferio sur será entre abril y septiembre.

Los grupos poblacionales de mayor riesgo son niños menores de 5 años, de entre 5 y 59 años que tengan comorbilidades (las mismas para Covid, diabetes, obesidad o sobrepeso, enfermedad cardiaca y pulmonar crónicas e inmunosupresión por cualquier causa), aunque la hipertensión no es en este caso un factor de tanto riesgo. Igualmente, personas de 60 años y más, así como mujeres embarazadas.

¡ Comparte !