Print Friendly, PDF & Email

Ciudad de México. En vísperas de remitir el paquete presupuestal a la Cámara de Diputados el 8 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que la semana pasada la secretaría de Hacienda remitió un documento “de manera respetuosa” a los otros poderes y organismos autónomos en el que se les informó de las difíciles condiciones económicas por la situación de la pandemia, para que “de manera voluntaria se hiciera un esfuerzo para que estos organismos autónomos ahorraran lo más que se pueda por la caída de la economía”.

Durante su conferencia de prensa adelantó que no contemplará un incremento de impuestos ni tampoco incluirá contratación de deuda para 2021, sólo repercutirá en la inflación, pero sin aumento en términos reales. En este contexto, cuestionó iniciativas en el Senado que pretenden incluir mayores impuestos a refrescos y productos procesados, argumentando la salud porque no se puede “no se puede traficar con la salud del pueblo y así ya puedes vender tus productos”.

López Obrador confió en que, aun en su consideración de su autonomía, los otros poderes y organismos autónomos “van a considerar este llamamiento. El año pasado el poder legislativo redujo mucho su gasto. Porque en otros tiempos se daban la gran vida, o derrochaban en la Cámara de Diputados y de Senadores. Ha habido austeridad en relación a lo que pasaba en años anteriores, dijo.

A pregunta expresa sobre si el paquete presupuestal contemplará un plan de reactivación de la economía, el mandatario aseveró que habrá recursos para la obras de infraestructura: refinerías, Tren Maya, aeropuerto, mantenimiento de carreteras, rehabilitación. “Muchísima infraestructura. Además con participación de la iniciativa privada, pero sin endeudar al país”.

Aunque anunció que próximamente presentaría un comparativo de la evolución de la deuda en otros países desarrollados, adelantó que en Estados Unidos se incrementó la deuda más del 25 por ciento; en Alemania el 25 por ciento igual que Japón. Son países que tienen mas fortaleza económica que nuestro país. “Aplicar esa receta, que desde mi punto de vista que ni siquiera ellos deberían de hacer, es aniquilar al país, es hipotecar por completo el futuro de México, de las nuevas generaciones no dejarles nada”.

Insistió en que México no va a contratar más deuda pues se optó porque el gobierno redujera su gasto y se apretará el cinturón. Reivindicó la importancia del crecimiento de las remesas en 10 por ciento.

López Obrador abundó en torno a la posibilidad de aumentar impuestos en los refrescos, subrayando su desacuerdo pues consideró que es necesario que el gobierno refuerce su campaña de orientación alimenticia para reducir la incidencia de la obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas.

El ejercicio presupuestal de 2020 va avanzando conforme al programa previsto, no hay subejercicios presupuestales, aseveró el presidente, quien dijo que se avanzan en la construcción de obras previstas para este año. Anunció que este mes se inaugurará la Línea 3 del Tren Ligero en Guadalajara y se avanza en la construcción del tren suburbano Toluca-Ciudad de México

“No están detenidas las obras. Así en general, en el caso de las telecomunicaciones, pero informamos con tiempo. No hay subejercicio” dijo el presidente. EN el caso de la secretaría de Comunicaciones y Transportes se avanza en el mantenimiento de carreteras y rehabilitación de caminos

Anunció que la próxima semana se entregará el paquete presupuestal al Congreso de la Unión el 8 de septiembre y el día 9 el secretario de Hacienda, Arturo Herrera participará en la conferencia matutina para dar pormenores del paquete remitido.

¡ Comparte !