La propuesta de Alfonso Ramírez Cuéllar, líder de Morena, que busca facultar al Inegi al para que pueda medir la riqueza, unificó a las dirigencias nacionales del PRI, PAN, PRD y hasta a morenistas. El líder del PAN, Marko Cortés, aseguró que la propuesta es un distractor frente a la crisis que enfrenta el país ante la pandemia de covid-19, pues siguen los contagios y la pérdida de empleos e ingresos. Mientras que el PRI advirtió que la iniciativa para facultar al Inegi a fiscalizar la propiedad privada atenta contra derechos protegidos en la Constitución.

A su vez, la dirigencia nacional del PRD consideró que se trata de un intento desesperado de distracción y debilitamiento de otro organismo autónomo. Agregó que revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de las personas, “equivaldría a ejercer un terrorismo fiscal y a ayudar al SAT a exprimir a las clases medias, no a esos grandes contribuyentes”, lo cual generará desconfianza. A las críticas se sumó el morenista Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional del partido, quien advirtió que es inconstitucional, violatoria de derechos humanos y libertades públicas. Condenó la propuesta dada a conocer por Ramírez Cuéllar, pues dijo que “el Inegi tenga facultades de policía investigadora, interventora y de ministerio público, es un paso a un régimen represor, dictatorial y totalitario”. Acusó que la propuesta proviene de un sector radical de Morena, “que sigue en el infantilismo político, como bien lo dijo Lenin, haciéndole el trabajo sucio a la ultra derecha golpista”. Asimismo, apuntó que la propuesta de Ramírez Cuéllar, “no suma a nadie más, siembra la desconfianza y nos resta millones de votos para el 2021”. Cuestionó su postura al señalar que en nada ayuda al presidente Andrés Manuel López Obrador ni a Morena. Ayer, Ramírez Cuéllar propuso un acuerdo de unidad y solidaridad nacional que incluya en la Constitución el concepto de estado de bienestar para emerger de la crisis por la que atraviesa el país y propone que el Inegi mida la concentración de riqueza en el país.

Tenemos millones de dólares que constituyen una riqueza totalmente inobservada. Ya no se trata de dar cuenta del ingreso y el gasto de las familias y personas. Medir la pobreza en México es un gran avance. Ahora se demanda también medir la desigualdad y la concentración de la riqueza”.

El líder morenista dio a conocer que a partir de diversos análisis elaborados por Morena en conjunto con especialistas en la realidad política, social y económica del país, se concluyó que el gran acuerdo implica modificaciones fundamentales al sistema jurídico. A partir de sus análisis, Morena acordó proponer que el Inegi “entre sin ningún impedimento legal a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas” y sugiere que cada dos años se dé cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano. Debido a la polémica que ha provocado la propuesta, al proponer facultar al Inegi tener acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria y a toda la información bursátil de las personas, el dirigente interino de Morena anunció que este martes, ofrecerá una conferencia para clarificar los planteamientos.

Fuente/ Milenio

¡ Comparte !