Print Friendly, PDF & Email

En cumbre de Celac, exhorta a países de la región a conformar bloque con EU y Canadá para la cooperación y el desarrollo; acuerdan fondo para cambio climático y agencia espacial

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso la integración económica de la región latinoamericana con Estados Unidos y Canadá para reactivar la economía del continente, pero respetando las soberanías de cada país y sustituyendo la política de bloqueos y malos tratos.

Al inaugurar y encabezar la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se realizó en Palacio Nacional, el Presidente propuso que ningún gobierno someta a otro bajo ningún motivo o pretexto, y que, ante controversias, la última palabra la tengan agencias de Naciones Unidas

Más tarde, al concluir sus trabajos, la Celac aprobó una serie de acuerdos cuya finalidad es lograr la integración de la región, al estilo de la Unión Europea (UE).

Los países que conforman la Celac dieron luz verde para la creación de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio: un fondo que arranca con 15 millones de dólares para hacer frente al cambio climático, así como un Plan de Autosuficiencia Sanitaria, que permitirá estar preparados en caso de una nueva emergencia, como la generada por la aparición del Covid-19.

Además, los países estuvieron de acuerdo en lanzar una condena al embargo económico, financiero y comercial que Estados Unidos mantiene sobre Cuba, así como apoyar a Argentina en el conflicto que tiene con Reino Unido por la posesión de las Islas Malvinas, confiando en que el asunto llegue ya a una solución.

“Construir en el continente”

En su mensaje inaugural, el presidente López Obrador manifestó que la Celac podría convertirse en el principal instrumento para consolidar las relaciones entre los países latinoamericanos y alcanzar el ideal de una integración económica con Estados Unidos y Canadá en un marco de respeto a nuestras soberanías, “es decir, construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la comunidad económica que dio origen a la Unión Europea”.

“Es nuestro sentir que este ideal puede convertirse en realidad si pensamos y acordamos sobre tres cuestiones básicas: la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación.

“En el terreno político, podemos comprometernos a respetar las decisiones internas de los pueblos y que ningún gobierno se arrogue la facultad de someter a otro país bajo ningún motivo, causa o pretexto, o mediante la utilización del dinero, la propaganda, las sanciones económicas y diplomáticas, o el uso de la fuerza.

“Que las controversias sobre democracia y derechos humanos se diriman a petición de las partes en instancias verdaderamente neutrales, creadas por los países de América, y que la última palabra la tengan las agencias especializadas de la ONU”, ahondó.

En el salón de Tesorería, el presidente López Obrador propuso que en el aspecto económico y comercial, la región latinoamericana, junto a Estados Unidos y Canadá, podría construir un acuerdo y firmar un tratado comercial para fortalecer el mercado interno del continente, “que en la actualidad es deficitario en relación con Europa y sobre todo, con respecto a Asia”.

Trabajos

Tras cuatro años sin reunirse, México, en su calidad de presidente pro témpore de la Celac, el país convocó a la cumbre, la cual tuvo buena audiencia. Incluso con la ausencia de mandatarios como el de Colombia, Chile y Argentina, entre otros, en la mesa rectangular estuvieron sentados los ejecutivos de Bolivia, Cuba, Costa Rica, Perú, Honduras, Guatemala, Venezuela, Ecuador, Paraguay y Uruguay, entre otros.

Los trabajos de la reunión se llevaron a cabo meses atrás y concluyeron con la elaboración de la Declaración de la Ciudad de México, así como con el Plan de Autosuficiencia Sanitaria.

En la cumbre, encabezada por el presidente López Obrador y dirigida por el canciller Marcelo Ebrard, los temas más recurrentes fueron la necesidad de tener acceso a las vacunas contra el Covid-19 y hacer frente al cambio climático, el cual ha golpeado fuertemente a varios países de la región, a pesar de ser los que menos gases de efecto invernadero producen, expusieron.

Ebrard calificó la cumbre como un éxito, al tiempo que pidió no asustarse por las diferencias que existen entre las naciones. Lo importante, dijo, es que se adoptaron acuerdos en los cuales todas las naciones aportaron, incluso en cuanto a la declaración sobre la necesidad de poner fin al embargo económico en contra de Cuba, el cual no fue objetado.

Las naciones que conforman la Celac acordaron acudir a la próxima reunión de medio ambiente, en Glasgow, Escocia, con una posición común. Además, se le recordará a los países en desarrollo que prometieron aportar a la región 100 mil millones de dólares para combatir el cambio climático, que aún no hay fondos.

En la declaración final se hizo un llamado al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que revise las políticas de acceso y sobrecargos en los préstamos de apoyo financiero, en especial tomando en cuenta las necesidades particulares de cada país.

¡ Comparte !