Print Friendly, PDF & Email

La conductora Galilea Montijo empleó sus redes sociales para rogar que se detengan los ataques contra ella y su familia, luego de que fuera señalada de haber tenido una relación con el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.

En un video difundido en Instagram, la famosa conductora pidió que pararan los ataques en su contra y defendió a su esposo, Fernando Reina Iglesias, a quien calificó como un hombre “intachable y trabajador, además de ser un gran papá y compañero”.

Mi esposo nunca ha sido suplente del diputado Tonathiuh González en el Congreso de la Ciudad de México, ni en un ningún otro Congreso. Mi esposo dejó de laborar en el Ayuntamiento de Atizapán porque decidió emprender nuevos retos profesionales”.

“Ahora es integrante del Consejo directivo de la Industria Mexicana de la Radiodifusión, y ahora está colaborando en la realización de un documental sobre feminicidios en América Latina para alertar sobre la violencia de género que nos acecha a diario. También valoro enormemente lo que hace y cómo lo hace. No tengo ni he tenido ninguna relación indebida y mucho menos de negocios con la familia Puga Gómez», explicó la conductora.

Además, la famosa aseguró que su hermana salió del proceso penal que enfrentó gracias únicamente al equipo jurídico de la empresa para la que labora.

Mi hermana Paola salió de un lamentable e injusto proceso penal con la ayuda del jurídico de aquí de mi empresa para la cual yo trabajo, a nadie más le debo el apoyo a mi familia, sólo a nuestro jurídico y a los directivos de mi empresa y esto consta en papeles con el nombre del abogado», agregó.

Galilea Montijo afirmó que no volverá a hablar de estos temas, pues será un despacho jurídico el que se encargue de llevar el caso y agregó que se encuentra “muy dolida” por las acusaciones.

“De verdad les suplico que paren los ataques a mi persona”, pidió la famosa.

Siempre he callado y he aguantado, se me ha acusado de muchas maneras sin pruebas, soy una mamá, de familia muy dolida y me siento devastada y muy dolida”, dijo entre llanto.

“Y seguiré trabajando como siempre con todo cariño, amor, alegría y profesionalismo, el cual me caracteriza, para todos ustedes. Seguiré luchando por mi familia, por mi felicidad y la de ellos, perdón por ponerme así, pero de verdad ya es demasiado», concluyó Montijo.

Los señalamientos se dan luego de la difusión del libro de la periodista Anabel Hernández, ‘Emma y otras señoras del narco’, en donde se afirma que la conductora se le relacionó con Beltrán Leyva.

¡ Comparte !