Print Friendly, PDF & Email

Recientemente la NASA informó que en EUA existe un supervolcán que podría acabar con la humanidad; aquí te contamos todo lo que se sabe hasta el momento

Es cierto que existe un sin fin de teorías que predicen el fin de la humanidad y ahora a éstas también se suma el supervolcán Yellowstone, ubicado en Estados Unidos; pero por fortuna, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), ya tiene un plan para controlarlo.

Aunque suene irreal o difícil de creer, la NASA lo confirma; en el mundo se sabe que existen cerca de 20 supervolcanes y se les denomina así porque tienen una capacidad eruptiva 100 veces mayor que la de un volcán normal.

El supervolcán en cuestión es considerado uno de los más grandes del mundo, se estima que se creó hace 600 mil años y que su última erupción data de 175 mil años atrás. Por esta razón los especialistas están preocupados, la magnitud de su estructura geológica y el tiempo que tiene sin hacer erupción podría representar el fin del planeta.

Supervolcán de Yellowstone

Para algunas personas, Yellowstone representa el volcán más peligroso del mundo, se encuentra debajo del Parque Nacional de Yellowstone, entre Wyoming, Idaho y Montana, en Estados Unidos; en su última erupción se estima que expulsó alrededor de mil kilómetros cúbicos de roca y ceniza, creando una caldera volcánica de 64 km de ancho.

Justamente esta reserva de magma es la responsable de las erupciones de los geiser y de que las aguas termales estén burbujeando todo el tiempo en el Parque Nacional de Yellowstone.

Este volcán es catalogado por la NASA como una de las mayores amenazas naturales, porque al estallar desataría un invierno volcánico, es decir, una nube de ceniza que desordenaría el clima e impediría a la civilización tener acceso a los recurso naturales y la comida, provocando que el mundo entre en hambruna global. En este sentido, las Naciones Unidas estimó que las reservas de alimentos en todo el planeta Tierra durarían sólo 74 días.

NASA toma acciones frente a supervolcán

Para controlar y evitar que este supervolcán entre en erupción, la NASA ha ideado una solución en la que la magma se pueda enfriar vertiendo directamente agua en el cráter, desafortunadamente este gran volcán requeriría millones de litros de este líquido, lo que lo convierte en algo no tan factible, pues en varios lugares del mundo, como en México, existe un desabasto de agua.

El otro plan consiste en crear un túnel de 10km de profundidad a un costado del volcán para llegar a la magma y bombearla a alta presión, con este procedimiento se podría bajar la temperatura un poco cada día; el único inconveniente es que esto costaría alrededor de 3.46 billones de dólares.

¡ Comparte !