Print Friendly, PDF & Email

La constructora acusó que en el desastre influyó una mezcla de falta de mantenimiento y sobrecarga durante los trabajos de rehabilitación de 2015.

La empresa Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) negó de manera categórica ser la responsable del colapso de un tramo elevado de la Línea 12 del Metro, ocurrido el 3 de mayo, y acusó que en el desastre influyó una mezcla de falta de mantenimiento, sobrecarga durante los trabajos de rehabilitación de 2015, los hundimientos en la Ciudad de México y diversos sismos.

En el escrito, fechado el 3 de agosto de 2021, Gómez Mont Ureta, quien fue secretario de Gobernación en el sexenio de Felipe Calderón, destacó que, a pesar de ello, CICSA tiene la disposición de colaborar en la rehabilitación de la Línea Dorada. “Debo ser enfático, dicha disposición a colaborar no debe ser tenida o interpretada como una admisión de responsabilidad en la causación de este lamentable evento, porque no lo es. “Se acudió, de buena fe, y en forma solidaria, al llamado de las máximas autoridades políticas del país y de esta ciudad, a colaborar para superar los daños materiales consecuencia de esta tragedia. Mi representada niega categóricamente ser responsable del lamentable colapso”, precisó. El 29 de junio, Carlos Slim Helú, dueño de CICSA, se reunió en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien se comprometió a pagar la rehabilitación del tramo colapsado. “Él va a pagar todo, se comprometió a eso, y asegurando o externando de que para ellos la obra está concluida y que han transcurrido muchos años, y que ya estaba en uso, y que no pueden ellos cargar con toda la responsabilidad”, informó el mandatario en su mañanera, un día después del encuentro.

¡ Comparte !