Print Friendly, PDF & Email

Las sopas instantáneas son el alimento de la actualidad, pero representan uno de los principales factores para el aumento de la obesidad en el país.

Que para salir del apuro, que el alimento para los foráneos… Las sopas instantáneas se han convertido en una comida fácil de preparar y al igual que la mayoría de los alimentos se ha convertido en un problema que puede generar obesidad, problemas cardiacos y en los últimos años se ha intentado demostrar que cáncer. En días anteriores, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un estudio de laboratorio de diversas marcas de sopas instantáneas que se comercializan en México en donde se detectó que algunas pueden causar daños a la salud y que usan publicidad engañosa.

¿Qué pasa con las sopas instantáneas en nuestro organismo? Como todo alimento, las sopas instantáneas pasan por un proceso de digestión en nuestro cuerpo. Desde que las comemos hasta que las desechamos, el organismo recoge los nutrimentos que le sirvan para desplazarlos a todos nuestros órganos; sin embargo, con las sopas instantáneas ocurren varias situaciones. Sopas instantáneas, altas en sodio En las etiquetas de estos alimentos viene la advertencia nutricional, mejor conocida como etiquetado de alimentos, en los que nos mencionan que las sopas son altas en sodio, es decir, podría provocar problemas en nuestro sistema circulatorio como el corazón. Tal es el caso del sodio que tienen estos alimentos que las sopas instantáneas aportan el 50 por ciento de la recomendación diaria de consumo de sodio, es decir la mitad de lo que puedes consumir diariamente. La descomposición de los alimentos Seguramente has escuchado que las sopas instantáneas son de plástico y que por eso nuestro cuerpo tarda mucho en desecharla, digamos que lo primero es falso, pero el segundo es un problema que podría ayudar a aumentar la obesidad. «Las sopas instantáneas son el alimento de la actualidad, pero representan uno de los principales factores para el aumento de la obesidad en el país que en los últimos cuatro años incrementó, sobre todo en jóvenes estudiantes de secundaria y nivel medio superior», dijo Consuelo Velázquez. Consuelo Velázquez, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) mencionó que estos alimentos contienen sólo carbohidratos simples imposibles de degradar en el organismo humano cuando no se realiza ejercicio diariamente. Mientras tanto, en otro estudio realizado por Braden Kuo, director del laboratorio de motilidad gastrointestinal del Hospital General de Massachusetts en la Universidad de Harvard, encontró resultados inquietantes después de probar la digestión de los fideos. Con el uso de una pequeña cámara estudió la descomposición de los fideos instantáneos en el estómago y descubrió lo difícil que es para el cuerpo digerirlos por los conservantes que llevan. Este conservante se llama TBHQ, el cual se encuentra en muchos alimentos procesados y su función es prolongar la vida útil de los alimentos grasos, lo que los hace más difícil de digerir.

¡ Comparte !